Comenzó la primera Fase en el Bosque Comestible de San Salvador dos penedos

El bosque presenta un importante desnivel con una pendiente pronunciada, su orientación es Sur-Suroeste. El terreno es granítico, con poco suelo, y en el se encuentran una importante cantidad de arbustos leguminosos como la xesta (Cytisus scoparius) y xesta branca (Cytisus multiflorus), carqueixa (Pterospartum tridentatum), además de esporádicos pequeños arboles de cerquiño (Quercus pyrenaica) y castaño (Castanea sativa) en las zonas donde el suelo es más profundo.
      
      

El bosque se encuentra en la segunda etapa de la evolución hacia el bosque climax de la zona que es la carballeira (compuesta principalmente por Quercus pyrenaica y Castanea sativa). En esta segunda etapa hay un predominio de plantas leguminosas cuya función principal es ir enriqueciendo el suelo en nitrógeno e ir erosionando la roca madre (granito) gracias a su sistema radicular.

Aprovechando los restos de leña secos y la presencia de las Xestas, comenzamos a hacer pequeñas”Trampas” para retener la materia orgánica y la tierra que se desprende debido al desnivel de la ladera y a la ausencia de mayor vegetación. El objetivo es ir haciendo suelo para que posteriormente se puedan establecer los arbolitos, imitando un poco el proceso que está teniendo lugar hacia una Carballeira pero sustituyendo algunas especies por árboles y arbustos comestibles. La idea es acelerar la sucesión hacia la “carballeira” pero manteniendo el papel fundamental que estan jugando las xestas, por lo que la transición ha de ser razonadamente pausada.

      

Se han reutilizado-reciclado algunos objetos que aparecieron tirados en el propio monte y en sus alrededores, como algunos viejos neumáticos y colchones que nos servirán para hacer pequeñas balsas de captación de agua de lluvia.

      

Para reactivar el suelo sin (sobrecargarlo)… se extendió una fina capa de abono de nuestros burros mezclado con paja en la mayor parte de las “Terraza-Trampa”.
Se realizó una poda moderada de las xestas depositando las podas en el suelo (técnica de cortar y dejar). Lo que se persigue es mantener vivas y activas a las xestas por su importante aporte de nitrógeno, perforación y aireación del suelo, así como por su capacidad de retención de agua-humedad, y por su aporte de materia orgánica con cada poda, actuando así como un determinante elemento dentro de la transición hacia el Bosque Comestible.

      

Pronto comenzaremos la segunda fase, os mantendremos informados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s